[Migrantes sem documentos] Êxodo e Direitos Humanos

Arquivado em: Arquivo-CdB
Publicado terça-feira, 6 de novembro de 2012 as 13:08, por: cdb

Tradução: ADITAL

Por Mirna Servín Vega
Martes 6 de novembro de 2012.

Criminosos controlam cada passo de indocumentados. Por grave ausência do Estado, migrantes sofrem chantagens. Representante da ONU no país: urge combater a trata de pessoas. Mazitelli deplora que as cifras sobre o fenômeno estejam dispersas e incompletas

Aspecto do Encuentro Internacional de Defensorías, em instalações da CDHDF. De pé, Clément Leclerc, ministro conselheiro da embaixada da França, e Luis González Placencia, ombudsman capitalino. Sentados, Pedro Pantoja, da Casa del Migrante de Saltillo; Rudolf Knoblauch, embaixador da Suíça, e Masha Taitelbaum, defensora dos direitos humanos da Costa Rica. Foto Notimex

A ausência do poder do Estado no México é aproveitada pelos grupos criminosos para submeter os migrantes que atravessam o país às piores chantagens, inimagináveis, afirmou Rudolf Knoblauch, embaixador da Suíça.

[Em breve, a tradução completa para o português].

Durante la inauguración del Encuentro Internacional de Defensorías: La protección de los derechos de las personas migrantes en México y Centroamérica, que se realizó ayer en la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Knoblauch agregó que “es un tránsito difícil y traumatizante, tránsito que para muchos se transforma en el destino último, caracterizado por una grave ausencia del Estado.

Esa ausencia es aprovechada por grupos criminales para controlar cada paso del migrante clandestino, que tiene como único defecto, entre comillas, querer una vida mejor para sí mismo y sus seres queridos.

El diplomático afirmó que los grupos criminales logran quitar a los migrantes hasta la dignidad, cuando no la vida.

Señaló que las autoridades locales no sienten el peso de posibles sanciones, porque en la mayoría de los casos no las hay.

Apuntó que el flujo de personas que buscan llegar a Estados Unidos a través de territorio mexicano es continuo, por lo que es necesario apoyarlos para que conozcan sus derechos y ayudar a las autoridades locales y federales a respetar los derechos de los migrantes, ya que no todas tienen capacitación adecuada.

El representante en México de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, Antonio Mazitelli, enfatizó que los grupos criminales y las organizaciones trasnacionales de trata de personas obtienen ganancias millonarias a costa de los migrantes, por lo que es necesario proteger la movilidad de éstos.

Explicó que 94 por ciento de quienes dejan su país en busca de una vida mejor no cuentan con recursos para pagar un buen traslado y reducir así los riesgos que conlleva ser transportado por traficantes de personas.

Las cifras sobre tráfico de migrantes son dispersas e incompletas, pero es necesario destinar recursos con el fin de que los estados implementen los instrumentos necesarios para combatir ese crimen, agregó.

Celebró la realización del encuentro, donde se confrontarán, compartirán y sistematizarán las experiencias y los saberes surgidos de la labor de las organizaciones de la sociedad civil que de forma cotidiana reciben a personas que buscan cruzar a Estados Unidos y se enfrentan en México a agresiones de autoridades y/o grupos del crimen organizado, así como a la trata de personas.

El comisionado nacional de los derechos humanos de Honduras, Ramón Custodio López, demandó atender los desafíos que los migrantes enfrentan en su ruta hacia el norte.

A veces es una debilidad de quien quiere vivir mejor y es inducido a contratar servicios en los que luego lo dejan abandonado. Estamos hablando de trata de personas debidamente organizada, de quienes emigran inducidos por la necesidad, de desempleados que no tiene oportunidad de trabajo y salen a buscarlo en sociedades ajenas, afirmó.

Refirió que ahora la legislación hondureña permite otorgar visa a quienes buscan llegar a Estados Unidos, la cual les permite viajar y no ser detenidos como prisioneros en condiciones infrahumanas por autoridades de migración.

El presidente de la CDHDF, Luis González Placencia, expresó que ha sido un reto elaborar una estrategia estructural e integral para la protección de los derechos de los migrantes.

La intención, explicó el ombusdman capitalino, es articular el trabajo de los expertos en el tema y de los organismos públicos de defensa de los derechos humanos, así como de instancias de la comunidad internacional, y generar resultados que se pongan frente a quienes toman las decisiones.

El objetivo es que lo anterior redunde en crear una agenda sobre el futuro de las personas que cruzan México y evite la violación de sus derechos humanos.