La batalla por el precio de las acciones de Repsol en YPF

Arquivado em: Arquivo-CdB
Publicado quarta-feira, 18 de abril de 2012 as 13:35, por: cdb

La batalla por el precio de las acciones de Repsol en YPFEste miércoles el Financial Times y Reuters dedicaron amplio espacio a una supuesta oferta del grupo chino Sinopec el viernes pasado bloqueada por el anuncio de nacionalización de la compañía. En diálogo con Carta Maior, el director de Douglas Westwood, que asesora a inversores petroleros en más de 70 países, puso en duda la solidez de esas informaciones.

Marcelo Justo – De Londres

Londres – La batalla por el precio de las acciones de Repsol en YPF está a todo vapor. Este miércoles el Financial Times y Reuters dedicaron amplio espacio a una supuesta oferta del grupo chino Sinopec el viernes pasado bloqueada por el anuncio de nacionalización de la compañía. La agencia de noticias británica citaba a la web china Caixin, según la cual, “fuentes de Sinopec” aseguraban que la petrolera estatal china había acordado pagar 15 mil millones de dólares “por el 57% de las acciones en poder de Repsol”.

En diálogo con Carta Maior, el director de Douglas Westwood, que asesora a inversores petroleros en más de 70 países, puso en duda la solidez de esas informaciones. “Es difícil saber si estos informes son precisos. Muy posiblemente es un intento de Repsol para justificar su reclamo compensatorio. La idea de una oferta sobre la mesa validaría este reclamo”, señaló Steve Robertson.

El martes el presidente de la compañía, Antonio Brufau, señaló que había existido una oferta “muy seria” que la compañía usaría en su reclamo de resarcimiento económico. “Lo que puedo decirles es que hemos tenido al menos una oferta, que es muy seria, y que constará en un documento sobre el valor de YPF”, indicó Brufau.

El interés de compañías chinas en América Latina no es nuevo. La misma Sinopec tiene un 40 por ciento de las operaciones de Repsol en Brasil, adquiridas en 2010 por más de 7 mil millones de dólares. Pero, según el “Financial Times”, por esta misma razón, no tenía mucho sentido que Sinopec realizara una oferta por Repsol YPF “el viernes pasado” cuando se acercaba el desenlace de la tormentosa relación entre la compañía española y el gobierno de Cristina Fernández. “Con el descubrimiento offshore que hicieron en Brasil, ¿para qué iban a invertir en una compañía que podía quedar maniatada por una batalla legal? Al mismo tiempo, ¿por qué estaba conversando Sinopec con Repsol sobre el tema? ¿Acaso pensaba que Argentina no iba a nacionalizar la compañía?”, señala el artículo del Financial Times.

Una posible respuesta a esta pregunta es que Sinopec podría estar posicionándose para llegar a algún acuerdo con el gobierno de Cristina Fernández con el ojo puesto en la formación de Vaca Muerta en Neuquén.

Esta formación coloca a Argentina como tercer país en reservas de hidrocarburos no convencionales. “China sabe que su demanda interna va a crecer y sabe que su producción no es suficiente. Con los descubrimientos del año pasado hay un gran interés por Argentina”, señaló a Carta Maior Robertson.

La formación de Vaca Muerta tiene un problema: el costo. En febrero Repsol calculaba que se necesitarían “unos 25 mil millones de dólares por año durante una década para explotarlo a fondo”. Entre las críticas en la prensa internacional a la nacionalización, el tema de la inversión es una: ¿quién va a invertir ahora en un recurso tan caro sin garantías? “Es evidente que habrá un poco de nerviosismo entre las compañías por el temor que causa este anuncio a nivel de estabilidad y garantías futuras a la inversión. Al mismo tiempo habrá compañías dispuestas a invertir en una reserva tan importante”, aseguró a Carta Maior Robertson.

Mientras tanto el Reino Unido está aprovechando para llevar agua a su molino. La cancillería británica criticó la nacionalización y se presentó como el primer aliado de España en el tema. “Esta es la última de una serie de medidas de comercio e inversión que ha adoptado Argentina y que afectan a los intereses empresarios y perjudicarán la economía argentina. Trabajaremos con España y nuestros socios europeos para que la autoridades argentinas se atengan a sus compromisos internacionales”, señaló el canciller William Hague. El City A.M., diario de la City Londinense, citó a un analista que opinaba que la nacionalización unificaría la oposición internacional al reclamo por las islas Malvinas. “Esto, que es una mala noticia para los inversores en Argentina, podría ser a la larga una buena noticia para los que invierten en las Falklands”, señaló Ian Mc Lelland, director de la Unidad de Petróleo y Gas de la Edinson Investment Research. A río revuelto ganancia de pescadores.