El Cártel de Fernando Lugo

Arquivado em: Arquivo-CdB
Publicado quarta-feira, 1 de junho de 2011 as 03:11, por: cdb

Por dreyfusard 01/06/2011 às 04:56

El discurso del narco bueno se ha incorporado definitivamente a la politica, y tambien en Paraguay

Dijo Thomas Macaulay que en política, como en religión, hay devotos que manifiestan su veneración por un santo desaparecido convirtiendo su tumba en un santuario del crimen. En el Paraguay, lo grave del caso es que en lugar de un santo desaparecido se ha convertido en santo a un vivo, y el santuario del crimen es el mismo gobierno.
En su libro sobre El Cartel de Sinaloa, Diego Enrique Osorno relata el uso político del narco, desnudando al presidente Felipe Calderón como un personaje débil e incapaz, que debió apelar a una guerra sangrienta para desviar la atención. Al ser incapaz de combatir el desempleo, la inseguridad, la ineficiencia estatal en México, decidió distraer a la gente haciendo correr sangre.

Así como Calderón llegó al poder en 2006 mediante una elección percibida como fraudulena por una buena parte de los mexicanos y observadores extranjeros, Fernando Lugo llegó al poder en Paraguay en 2008 bajo la fuerte sospecha de encontrarse vinculado a grupos involucrados en feminicidios y secuestros.

En ambos casos, se manifestó un sentimiento de culpa subconsciente que obliga a buscar desmentir la realidad. Ver enlace:

 http://www.diariosigloxxi.com/texto-diario/mostrar/71497/el-cartel-de-lugo

URL:: www.diariosigloxxi.com/firmas/luisaguerowagner