Carta ao povo brasileiro

Arquivado em: Arquivo-CdB
Publicado quinta-feira, 11 de outubro de 2012 as 10:30, por: cdb

Lutei pela democracia e fiz dela minha razão de viver. Vou acatar a decisão, mas não me calarei. Continuarei a lutar até provar minha inocência

 

11/10/2012

 

José Dirceu

 

No dia 12 de outubro de 1968, durante a realização do XXX Congresso da UNE, em Ibiúna, fui preso, juntamente com centenas de estudantes que representavam todos os estados brasileiros naquele evento. Tomamos, naquele momento, lideranças e delegados, a decisão firme, caso a oportunidade se nos apresentasse, de não fugir.

Em 1969 fui banido do país e tive a minha nacionalidade cassada, uma ignomínia do regime de exceção que se instalara cinco anos antes. Voltei clandestinamente ao país, enfrentando o risco de ser assassinado, para lutar pela liberdade do povo brasileiro.

Por 10 anos fui considerado, pelos que usurparam o poder legalmente constituído, um pária da sociedade, inimigo do Brasil.

Após a anistia, lutei, ao lado de tantos, pela conquista da democracia. Dediquei a minha vida ao PT e ao Brasil.

Na madrugada de dezembro de 2005, a Câmara dos Deputados cassou o mandato que o povo de São Paulo generosamente me concedeu.

A partir de então, em ação orquestrada e dirigida pelos que se opõem ao PT e seu governo, fui transformado em inimigo público numero 1 e, há sete anos, me acusam diariamente pela mídia, de corrupto e chefe de quadrilha.

Fui prejulgado e linchado. Não tive, em meu benefício, a presunção de inocência.

Hoje, a Suprema Corte do meu país, sob forte pressão da imprensa, me condena como corruptor, contrário ao que dizem os autos, que clamam por justiça e registram, para sempre, a ausência de provas e a minha inocência.

O Estado de Direito Democrático e os princípios constitucionais não aceitam um juízo político e de exceção.

Lutei pela democracia e fiz dela minha razão de viver. Vou acatar a decisão, mas não me calarei. Continuarei a lutar até provar minha inocência. Não abandonarei a luta. Não me deixarei abater.

Minha sede de justiça, que não se confunde com o ódio, a vingança, a covardia moral e a hipocrisia que meus inimigos lançaram contra mim nestes últimos anos, será minha razão de viver.

 

Vinhedo, 09 de outubro de 2012

José Dirceu

 

Carta ao Povo Brasileiro

Arquivado em: Arquivo-CdB
Publicado domingo, 15 de maio de 2011 as 11:40, por: cdb

“Completar la independencia nacional será el principal objetivo de Patria Libre”

Compañeros:

El Comité Central del Movimiento Revolucionario 8 de Octubre (MR8), reunido en São Paulo desde el día 5 de diciembre, aprobó el último día 7 la “Carta al Pueblo Brasileño” que estamos enviándoles.

Dirigentes y militantes llegados de todas las regiones del país debatieron, durante la reunión, el informe proferido por nuestro secretario general, Sérgio Rubens de Araújo Torres, que avalió los cambios ocurridos en la economía brasileña en los años recientes, la composición del frente nacional necesario para la realización de las transformaciones que nuestro país y nuestro pueblo necesitan – y las perspectivas después de la eclosión de la crisis en los EUA y demás países centrales.

“Los más de 40 años de experiencia del Movimiento Revolucionario 8 de Octubre en las luchas políticas y sociales de nuestro pueblo nos dan la convicción de que para hacer frente a ese momento es imprescindible el registro de un nuevo partido político en el Brasil”, dice la Carta que sintetiza las conclusiones de la reunión. “De la letra del Himno de la Independencia viene el nombre de este nuevo partido que convocamos a la brava gente brasileña a construir con nosostros: Partido Patria Libre . Porque es exactamente de eso que se trata: concentrar todas las energías para completar la gran obra de la independencia nacional. (?.) La mayor parte de esa construcción, que comenzó con Tiradentes, pasó por Getúlio y llegó a Lula, ya fue realizada. Pero lo que falta deja al país y al pueblo vulnerables a la expoliación externa que dificulta nuestro desarrollo económico, político, social y cultural. Concluirla aceleradamente será el principal objetivo de Patria Libre”.

La primera reunión de la Comisión Organizadora del nuevo partido, que está siendo formado, será en enero.

Con un saludo fraterno y revolucionario,

Secretaría de Relaciones Internacionales del MR8

Carta al Pueblo Brasileño

El Brasil vive un momento decisivo de su historia.

La crisis económica producida por la especulación irrefrenada de los monopolios para obtener mega-lucros al margen de la producción reventó en el corazón de Wall Street y se esparce por Europa y el Japón.

Las supersticiones neoliberales, que libraron de cualquier control social a la ganancia devastadora de las fieras, elevaron a niveles inauditos la desproporción entre la capacidad de producción y el nivel de consumo de las grandes masas empobrecidas ? y acabaron por cobrar su amargo precio.

Nunca hubo período en que los monopolios disfrutasen de tamaña libertad para afrontar la resistencia a sus intereses con los métodos que derivan de su condición intrínseca de perseguir un lucro más allá del obtenido por la extracción directa de la plusvalia de sus empleados: fijación de sobreprecios, especulación, fraude, soborno, espionaje, chantaje, intimidación, asesinato, pillaje y genocidio.

El grado de profundidad de la depresión que fatalmente ocurrirá en los países más tocados está en la razón inversa de la capacidad de los gobiernos y de la movilización popular de establecer sólidos mecanismos de contención de esas práticas – mientras no sea posible superarlas por un ordenamiento económico donde las empresas públicas ocupen el lugar de los monopolios privados.

Los monopolios son el fruto podrido y envenenado del modo de producción capitalista. Brotaron de la impotencia del mercado frente al proceso de concentración y centralización del capital y se vuelven contra él para librarse de las amarras de la concurrencia e imponer su tiranía. Por eso ya se dijo, con mucha propiedad, que su surgimiento anuncia el agotamiento del sistema.

Pero sería tontería pensar que el socialismo, por ser la alternativa más avanzada al dominio de los monopolios, sea la única opción cuando se trata de combatirlos efectivamente. El mercado no tiene como evitar el nacimiento de sus edipianos retoños. Y, maniatado por ellos, no puede restringir su acción. Pero el Estado, a depender de la fuerza que tengan dentro y fuera de él los trabajadores y el capital privado no-monopolista, puede contenerlos. Más: puede evitarlos, e inclusive eliminarlos, a través de la constitución de empresas estatales, sin que el socialismo haya sido implantado. Por lo tanto, no es recomendable huir de las complejidades de la vida, porque la consecuencia sería cambiar la lucha política por un propagandismo esteril e inmobilista.

Como toda la crisis ocurrida en el centro del sistema imperialista, ésta también puede, en decurrencia de las medidas que adoptemos para enfrentarla, atropellarnos o fortalecer nuestra independencia.

Los monopolios de los medios y la oposición, en absoluta discrepancia con los interesses de la Nación, difunden toda especie de comentarios, pseudoteorías y previsiones alarmistas que puedan ayudar a la crisis a introducirse en el país.

En el afán de responsabilizar al presidente Lula por las dificultades económicas que advendrían de esta invasión, los cuervos siembran el desorden, sin medir las consecuencias. La perspectiva de poder extraer algún dividendo electoral del sacrificio del país los ciega para el alto precio que acabaría teniendo que ser pago por todos.

Sin embargo, es perfectamente posible derrotarlos también esta vez, impediendo la crisis y acelerando el crecimiento económico.

Pages:123